Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Alcachofa

Vegetales de Primavera

By Katia Ramírez Blankley, March 26, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    207
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    207
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

¡Llegó la primavera! Los días se tornarán más cálidos y los estantes del supermercado se llenarán de productos nuevos. ¿Estás listas para inventar nuevas recetas en tu cocina?

Encontrarás deliciosos espárragos, coles, alcachofas, rábanos y muchas otras verduras. Sigue leyendo y te daremos algunos consejos de cómo comprarlos, almacenarlos y cocinarlos.

Alcachofa:
Perteneciente a la familia de los cardos, la alcachofa es el botón o capullo de una flor que originalmente se comenzó a cultivar en el Mediterráneo. La alcachofa es una buena fuente de fibra, vitamina C y ácido fólico. Existe más de una docena de variedades y, aunque se pueden comer crudas, la mayoría de las personas las prefieren al vapor, hervidas o hasta asadas en el horno. Cuando vayas a comprar alcachofas, fíjate que estén compactas y que pesen más en relación con su tamaño. Al apretar las hojas de la alcachofa, debes sentir un sonido chirriante. Evita las que tienen las hojas muy decoloradas o que se suelten con facilidad.

Betabel:
El betabel generalmente se come cocido, al vapor, hervido o hasta asado, y se puede servir frío o caliente. El betabel es una buena fuente de ácido fólico. Sus hojas también son comestibles. De hecho, les puedes dar el mismo trato y uso que a las espinacas o las acelgas. Cuando compres betabeles, escoge los que estén firmes, con la piel lisa y de color intenso. Trata de comprarlos todos del mismo tamaño para que se demore el mismo tiempo cocinarlos.

Espárragos:
El espárrago tiene un sabor delicado y grandes propiedades nutricionales. Es una buena fuente de vitaminas A y C, y ácido fólico. Existen más de 300 variedades de espárragos verdes, blancos y morados, pero solamente 20 son comestibles. Como el espárrago es fibroso, se debe cocer por lo menos entre 5 y 10 minutos, pero se puede disfrutar al vapor, hervido, asado o gratinarlo. Úsalos para ensaladas, platillos de pasta, con pollo o para exquisitos purés o suflés. Elige el espárrago que esté firme y cuyas puntas estén bien cerradas y compactas. Evita el espárrago que esté blando o amarillento.

Coliflor:
La coliflor es una verdura muy versátil que se puede preparar de muchas maneras. Tiene una alta concentración de vitamina C. Además, también es una buena fuente de vitamina K. Generalmente es blanca, pero existen variedades moradas y verdes. Puedes servir la coliflor cruda en ensaladas o sola, acompañada de algún aderezo para mojarla. También la puedes cocer, servirla como acompañante, hacer puré o añadirla a un suflé o sopa. La coliflor también es muy rica si la preparas asada. Pruébala en puré en lugar del puré de papas. Cuando vayas a comprar coliflor, asegúrate de que esté firme y compacta.

popped Katia Ramírez Blankley
Nací en San José, Costa Rica, y cuando era niña era la fiel compañera de mi abuela en la cocina. Para mí, la comida no es solo satisfaciente. Nuestros platos tradicionales, nuestros dulces y recetas de nuestras abuelas son una parte de nosotros, y cuando emigraos, estos son los lazos que nos mantienen conectados a nuestros países. Me encanta crear nuevas recetas, así como rescatar recetas tradicionales que han sido olvidadas. He estudiado nutrición, periodismo y tengo un título en artes culinarias. Trabajo como editora de la alimentación y estilo de vida, y como escritora para periódicos y revistas en los EE.UU. por más de 25 años. Vivo en Los Ángeles con mi esposo, tres hijos y tres nietos.

Comentario