Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
mujer con sombrero en hamaca

Luces sobre la Vitamina D, La Vitamina del Sol

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Si hay una vitamina que está logrando la mayor atención de la prensa últimamente, es la vitamina D.

Durante mucho tiempo, hemos sabido que mantener niveles adecuados de vitamina D en el cuerpo previene el raquitismo y ayuda a lograr un adecuado mantenimiento y desarrollo óseo. Se necesitan más investigaciones, pero esto es lo que sabemos hasta ahora sobre los beneficios de la vitamina D para la salud:

D + Ca = huesos fuertes
La vitamina funciona conjuntamente con el calcio para ayudar a desarrollar huesos fuertes en los niños y a conservarlos fuertes a medida que envejecemos. Por ello, es un nutriente importante en la lucha contra la osteoporosis.

La luz del sol es lo mejor
La mejor forma de asegurar que los niveles de vitamina D sean adecuados es exponer nuestra piel desnuda a la luz del sol. Basta con 20 minutos bajo el sol del mediodía, sin protector solar, para aumentar significativamente los niveles de vitamina D. (No obstante, no debemos olvidar utilizar el sentido común; evitemos quemarnos). Pero si pasamos demasiado tiempo bajo techo, o vivimos en regiones donde los inviernos son demasiado fríos para salir a la calle vistiendo blusas sin mangas y pantalones cortos, podemos tener deficiencia de vitamina D.

Los alimentos enriquecidos son buenos
Otra forma de aumentar la ingesta de vitamina D es consumiendo alimentos fortificados con vitamina D; pero puede ser difícil obtener toda la cantidad que necesitamos únicamente de los alimentos. La leche, el yogur, los cereales y el jugo de naranja son los alimentos que se fortifican con más frecuencia, lo que significa que durante su proceso de fabricación se les agregó vitamina D. Los peces grasos (como el salmón), los aceites de hígado de pescado, la yema de huevo y los champiñones son fuentes naturales.

Los suplementos ayudan
La ciencia actual indica que la mayoría de nosotros necesitamos tomar un suplemento de vitamina D. La vitamina D3 (colecalciferol), la forma activa de la vitamina D, es la versión recomendada, en lugar de la vitamina D2 (ergocalciferol), que puede no elevar los niveles tan eficazmente como la D3. Pero recuerde: antes de comenzar cualquier régimen de suplementos, es buena idea leer las etiquetas y consultar con su médico.

Examine sus niveles
La única forma de saber con seguridad si estamos recibiendo suficiente vitamina D es haciéndonos un examen. Un simple análisis de sangre, ordenado por casi cualquier médico, puede indicar cuánta vitamina D está circulando en nuestro torrente sanguíneo. Entonces podremos tomar una decisión informada acerca de qué cantidad, si corresponde, necesitamos como suplemento.

Mantente informado
Parece que casi todas las semanas, investigadores, médicos y la prensa médica están discutiendo sobre un nuevo estudio de la vitamina D. Entonces, haz un esfuerzo por mantenerte al día sobre los beneficios de este nutriente tan importante.

¿Alguna vez te haz chequeado tus niveles de Vitamina D?

Jill Grunewald es instructora de nutrición holística y escritora sobre la salud.


Comentario