Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Kale

Chips de Kale para los Niños

By Elvira de las Casas, December 18, 2015
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los kale chips, o chips de col rizada, son una estupenda opción para el snack de los niños, en reemplazo de las papas fritas y otras comidas cargadas de grasa. Además de ser una ganancia para la salud, lo son también para el bolsillo, pues todas las comidas preparadas en casa resultan más económicas que las que se venden en los supermercados listas para comer.

Si te ha pasado como a mí y la primera vez que hiciste este platillo el resultado fue un amasijo gomoso y apachurrado en lugar de unas hojuelas crujientes y sabrosas, tal vez cometiste los mismos errores que yo. Y para que no vuelva a pasarte, aquí tienes unos tips con los que obtendrás el resultado que esperas.

En primer lugar, debes cortar los tallos y separar las hojas de la col. Después lávalas y sécalas bien, pues la humedad es lo que impide que queden crujientes. Rocíalas con el aceite de tu preferencia, pero no le pongas demasiado, pues las hojas no deben quedar nadando en grasa. Y por último, no intentes cocinar mucha cantidad de una sola vez. Aunque te demores un poco más, haz los chips en varias tandas para que haya suficiente espacio entre ellos en la bandeja de hornear. Otro detalle importante es que debes cocinarlos a fuego bajo, unos 300 °F, por 10 minutos, voltearlos después de ese tiempo y cocinar por 15 minutos más.

Comprendo que si no los han comido antes, a tus hijos no les llame mucho la atención estos chips. La mejor forma de animarlos a probarlos, al igual que cualquier otro plato que les presentes por primera vez, será incorporarlos al proceso de cocción. Permíteles lavar las hojas y secarlas con servilletas de papel, y si son mayorcitos, déjalos cortar los tallos. Cuando los chips estén listos, deja que escojan con qué los van a sazonar. Pueden espolvorearle ajo o cebolla en polvo, queso parmesano rallado, semillas de sésamo o pimentón ahumado; y si toleran los sabores picantes, entonces sugiéreles agregar chile o pimienta molida. También puedes sorprenderlos sazonando los chips con un sobrecito de sopa de cebolla deshidratada mezclado con aceite de oliva. ¡Les va a encantar!

No te extrañes si los chips de kale llegan a convertirse en el snack preferido de tus hijos… ¡y de sus padres también!

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario