Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Tazón de yogurt con bayas

Recomendaciones para una Alimentación Saludable para Adultos Hispanoamericanos

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Cada 17 segundos se diagnostica a una persona con diabetes en EE. UU. Esto podría deberse a una resistencia a la insulina por parte del cuerpo (diabetes tipo 2) o a una producción inadecuada de insulina (diabetes tipo 1). La insulina es necesaria para regular el pasaje de azúcar en sangre a células (como células musculares) y para ayudar a mantener un nivel de azúcar en sangre normal.

La diabetes continúa siendo un problema creciente para adultos y niños en Estados Unidos. Los hispanoamericanos son casi dos veces más propensos a tener diabetes que las personas blancas no hispanas.

Tanto la American Diabetes Association (Asociación Americana de la Diabetes, ADA) como la International Diabetes Federation (Federación Internacional de la Diabetes) nos recuerdan que la denominada “dieta para los diabéticos” en realidad no es una dieta, sino un plan alimentario saludable que puede ser ideal para todos los miembros de la familia. Seguir una dieta balanceada tiene muchos beneficios, incluidos ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre, peso corporal, colesterol, presión arterial e incluso reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Una dieta saludable incluye productos lácteos con bajo contenido de grasa. La ADA indica que las siguientes son las mejores opciones de productos lácteos: leche sin grasa o con bajo contenido de grasa (1 %), yogur natural sin grasa (yogur normal o griego) y yogur dietético sin grasa (yogur normal o griego).

El National Diabetes Information Clearinghouse (Centro Nacional de Información sobre la Diabetes), parte del National Institutes of Health (Instituto Nacional de Salud), recomienda el consumo de lácteos como parte de una dieta saludable. Los lácteos son fuente de carbohidratos, pero también de proteínas, calcio, vitaminas y minerales. Las siguientes son, entre otras, las maneras más saludables de incorporar lácteos, y su nutrición inherente, a tu dieta:

  • Beber leche sin grasa (descremada) o con bajo contenido de grasa (1 %); 
  • Consumir yogur con bajo contenido de grasa o sin grasa, un endulzante bajo en calorías; y 
  • Utilizar yogur natural con bajo contenido de grasa en lugar de crema agria a la hora de cocinar.

El National Diabetes Information Clearinghouse (NDIC) es un servicio del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, NIDDK). El NIDDK es parte del National Institutes of Health del U.S. Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos). 

Incluso, el consumo de yogur ha sido vinculado a una dieta más balanceada. A continuación presentamos algunos consejos de la ADA para ayudarte a agregar más opciones de lácteos a tu dieta:

  • La grasa es uno de los tres nutrientes principales de los alimentos. Los productos que contienen grasa son la manteca, la margarina, el aderezo para ensaladas, el aceite, las nueces, la carne, las aves, el pescado y algunos productos lácteos. El exceso de calorías se almacena como grasa corporal, otorgándole al cuerpo una reserva energética y de otras funciones. El yogur dietético puede consumirse como parte de una comida, como tentempié o incluso como un postre, y contiene alrededor de 15 gramos de carbohidratos, otra palabra para referirse al azúcar. Son la fuente principal de energía para el cuerpo. Los carbohidratos se digieren rápidamente y se convierten con facilidad en glucosa. Los carbohidratos son los alimentos que más afectan la glucosa en la sangre. Las frutas, las verduras con almidón, los panes, las pastas, el arroz, el azúcar, el jarabe y la miel son ejemplos de carbohidratos. ¡Las porciones de 6 onzas contienen alrededor de 100 calorías! 
  • Con una gran variedad de sabores y deliciosas coberturas (granola, frutas, etc.), nunca te aburrirás del yogur: un alimento que puedes compartir con tus hijos, a quienes les encantará.
  • Busca yogures que sean al menos una buena fuente (por lo menos el 10 % del valor diario) de calcio y de vitamina D, que son nutrientes importantes para ayudar a mantener y desarrollar huesos fuertes.

Otros factores citados por la International Diabetes Federation que también son importantes para mantener un estilo de vida saludable, e incluso podrían reducir el riesgo de diabetes, incluyen los siguientes:

  • Seguir una dieta saludable reduce los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. 
  • Se ha demostrado que ejercitarse durante 30 minutos todos los días reduce en un 40 % el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2. 
  • La pérdida de peso mejora la resistencia a la insulina y reduce la hipertensión (presión arterial baja). 
  • Se ha asociado dormir el tiempo suficiente (6 a 9 horas por noche) a la reducción del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. 
  • ¡Deja de fumar! Se ha comprobado que fumar hace que el cuerpo sea más resistente a la insulina.

Pequeños cambios en tu dieta y en tu estilo de vida pueden marcar una gran diferencia. La próxima vez que tengas antojos de comer tu tentempié o postre favorito, toma un yogur. Con la gran variedad de deliciosos sabores entre los que puedes elegir, de seguro quedarás satisfecho. 

Fuente:

Comentario