Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
aguacate y nueces

Mes de la Concienciación del Colesterol: La Verdad sobre las Grasas

By Ximena Jimenez, September 17, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Durante los últimos años se ha hablado mucho sobre las grasas… nada bueno, por lo general. Pero las grasas también tienen sus beneficios, si sabes elegir bien. No solamente le dan un rico sabor a tus comidas, sino que son indispensables en la producción de hormonas que regulan diversas funciones del cuerpo. Además sin consumir grasas, tu cuerpo no podría absorber las vitaminas solubles en grasa (A, D, E y K). En cuestión de grasas, no todas son iguales. Aquí tienes una lista para que te familiarices con los diferentes tipos que existen:

Grasas Monoinsaturadas: Se podrían considerar las “protectoras” del corazón. Ayudan a reducir los niveles de colesterol “malo” y, a su vez, a subir el colesterol “bueno”. Puedes encontrar estas grasas en los aceites de canola, oliva y cacahuate, o en el aguacate, almendras y semillas.

Grasas Poliinsaturadas: Este tipo de grasas ayudan a reducir el colesterol en la sangre siempre y cuando se consuman con moderación o sustituyan alimentos con grasas trans o saturadas. Las puedes encontrar en aceites vegetales como los de maíz, alazor, soja, sésamo y girasol.

Grasa Omega 3: Es un tipo de grasa poliinsaturada valiosa por sus beneficios para el corazón. Según estudios, ayuda a reducir los niveles de triglicéridos y previene el taponamiento de las arterias, que puede causar un ataque al corazón. Puedes encontrar grasas Omega 3 en los pescados grasos como el salmón, albacora (atún blanco) y sardinas. Algunos aceites vegetales como los de soja, canola y linaza, y algunos vegetales y nueces tienen el componente ALA, la versión vegetal del Omega 3.

Grasa Saturada: Este es el tipo de grasa que debemos evitar porque puede aumentar los niveles de colesterol “malo” y tapar las arterias. Ambos factores están relacionados con los ataques al corazón. Es importante que te familiarices con los productos que contienen estas grasas para limitar su consumo: carnes rojas, piel de pollo, mantequilla, tocino y productos lácteos como leche entera, queso y helados.

Grasas Trans: Este tipo de grasas se forman durante un proceso llamado hidrogeneración, cuando un aceite líquido se transforma en una grasa semi sólida. Las grasas trans tienen dos desventajas: pueden elevar tus niveles de colesterol “malo” y, a la vez, reducir el “bueno”. Los estudios recientes indican que estas grasas también podría producir inflamación en las arterias y aumentar los niveles de triglicéridos; una fórmula que puede causar enfermedades del corazón. Te recomiendo consumirla lo menos posible. Las puedes identificar en la etiqueta de los alimentos con el nombre “parcialmente hidrogenadas”. Se encuentran por lo general en galletas, alimentos fritos y artículos de panadería.

popped Ximena Jimenez
Soy colombiana, experta en nutrición y un gran fan del ejercicio. Cuando era niña, era dietista precoz y siempre le decía a mi familia que comiera más verduras y menos carbohidratos, aunque debo confesar que ¡me encanta el arequipe y la pasta de guayaba! Siento que mi misión en la vida es motivar a la gente a disfrutar de la comida, mientras se cuidan y aman sus cuerpos. Estoy orgullosa de ser latina, soy buena en el baile, y soy oradora motivacional y Portavoz Nacional de la Academia de Nutrición y Dietética. Me apasiona la nutrición y mi familia, y los visito con frecuencia en Colombia. Te invito a preparar comidas sanas y deliciosas en casa.

Comentario