Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Envueltos con queso crema

¿Tailgate Party a la Vista? ¡Prepara una Serpentina!

By Elvira de las Casas, October 30, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los tailgate parties eran actividades frecuentes en mi familia, cuando mi hijo era niño. Por aquella época los padres de sus amigos, mi esposo y yo, solíamos llevarlos a los juegos de béisbol en un estadio cercano a la casa, y aunque no eran encuentros de las Grandes Ligas, mantenían encendido el interés de los muchachos por el deporte.

Han pasado años, pero todavía recuerdo el estacionamiento del estadio, donde nos reuníamos a merendar algo antes de comenzar el juego. Cada familia preparaba platillos que ponían en la parte trasera del carro, abríamos la puerta y así empezaba la fiesta. Le llamábamos tailgate party porque se organizaba alrededor del tailgate o puerta trasera de los vehículos, y por entonces este tipo de actividad estaba muy de moda.

Yo preparaba pan con lechón para toda la familia. Para mí, nacida y criada en Cuba, no podía existir un bocado más apetitoso que ese. Por eso no podía creer cómo mi hijo lo dejaba intacto y se iba a comer la serpentina que preparaba Amelia, la mamá venezolana de su mejor amigo.

Dicen por ahí que, si no puedes vencer a tu enemigo, únete a él, y eso hice. Le pedí a Amelia su receta, y llegué a especializarme tanto que desde entonces no había un cumpleaños en mi casa donde no se sirviera una serpentina al lado del cake.

Y la verdad es que la receta no es nada complicada.

Para preparar este “pasapalo”, como le llaman en Venezuela, solo hay que cortar a lo largo un pan de panadería, de esos que se usan para hacer sándwiches, y untarlo con una pasta hecha con jamón del diablo, mayonesa y salsa de tomate. Después se cubre esta pasta con rebanadas de queso y se enrolla el pan para formar un cilindro que se envuelve en papel de aluminio y se pone a enfriar en la nevera desde el día anterior a la fiesta. Este procedimiento se repite con varias rebanadas de pan, hasta completar la cantidad necesaria. Cuando los rollos están firmes, se retira el papel de aluminio y se cortan en ruedas del grueso deseado antes de servir.

¿Vieron qué fácil? Que me perdonen mis compatriotas cubanos, pero este sándwich es (casi) tan rico como el pan con lechón. Si quieres comprobarlo, prepáralo este fin de semana, que no hace falta un tail party para comer sabroso. Y dame tu sincera opinión.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario