Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Brochetas de carne asada

3 Delicias del Rodizio Brasileño para Hacer en Casa

By Elvira de las Casas, February 07, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los restaurantes con rodizio están entre mis preferidos, porque soy una amante empedernida de las carnes, a pesar de tener en casa a un hijo vegetariano. Nada me abre más el apetito que ver un buen filete asado a término medio, tostadito por fuera y rosado por dentro.

Por si acaso no estás familiarizada con el término, te cuento que, en portugués, significa “rotatorio”, y se le llama así al sistema usado en los restaurantes donde, por un precio fijo, los camareros sirven diferentes carnes en el mismo “spiedo” o espada en la que se asaron, y los comensales pueden pedir que vuelvan a servirles las veces que lo deseen.

Cerdo, ternera, cordero, pollo, vísceras y embutidos, todo asado y acompañado de salsa chimichurri, es el menú de estas churrasquerías capaces de hacerme la boca agua de solo pensar en ellas.

A mi familia yo les preparo una versión más modesta de estos asados en ocasiones especiales, aunque claro, yo aso la carne colocada horizontalmente en una parrilla, no insertada en una espada brasileña ni nada por el estilo, eso se lo dejo a los chefs del sur de Brasil, que son los expertos.

Generalmente preparo filete de lomo, chorizos parrilleros y muslos de pollo. La carne de res, a diferencia de como la preparamos en Cuba, donde le ponemos mucha sazón, debe sazonarse solamente con sal gruesa al momento de ponerse en la parrilla. En cambio, el pollo lo dejo marinar desde la noche anterior en un mojo de limón o naranja agria, sal y mucho ajo.

Al principio ponía a asar los chorizos directamente en la parrilla sin precocinarlos, y me quedaban muy grasosos para mi gusto. Ahora, los paso unos segundos por agua hirviendo para desgrasarlos un poco y me quedan mucho mejor cocinados.

Debo confesar que el asado sabe riquísimo, pero la mejor parte es tener a toda la familia reunida en casa mientras la carne se cocina. Durante ese tiempo jugamos dominó, comentamos los acontecimientos familiares y compartimos un daiquirí o una cerveza entre bromas y risas.

En medio de ese jolgorio, me toca conservar la calma y vigilar la carne para que no se reseque, dándole vueltas con unas pinzas, nunca pinchándola con un tenedor para que no pierda los jugos.

El resultado es espectacular y vale la pena. Prueba a hacer tu propio rodizio en casa, y me cuentas cómo te quedó.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario