Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Licuado de frutas

Haciendo Celebra Lo Rico, por Fernanda Beccaglia

By Fernanda Beccaglia, March 20, 2015
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Hacer y ser parte de Celebra Lo Rico ha pasado a formar parte de uno de mis “highlights” profesionales y mejores recuerdos de carrera.

Recuerdo como si fuera ayer…recién había llegado de viaje de trabajo, justamente de New York donde se filmó Celebra Lo Rico, no había desempacado aún cuando recibo la invitación de ser parte de Celebra Lo Rico. Me llegó de manera inesperada y un poco a último momento pero cuando se trata de inspirar a los demás haciendo lo que amo no hay mucho que pensar, tan sólo arreglar compromisos pendientes, empacar y lanzarme a la aventura de compartir unos días increíbles filmando y haciendo Celebra Lo Rico, y también conociendo gente fantástica, súper profesional y creativa.

Para comenzar, filmar en New York fue como filmar en casa, ya que me crié prácticamente en esa ciudad. Conocí a Melissa Bailey y a Morena Cuadra, increíbles blogueras y compañeras virtual de trabajo, y compartimos nuestras pasiones y devociones con el público delicioso de Qué Rica Vida, y fuimos mimadas y guiadas por tremendo grupo creativo y de producción. Fui sin expectativas pero con la única intención de dar lo mejor de mí y poder compartir mi pasión y amor por lo que hago. No sabía qué iba a pasar ni cómo saldría todo. No tuve mucho tiempo para darle a la cabeza o dejarme llevar por generar mucha expectativa. No tenía nervios de estar enfrente a una cámara—lo he hecho por mucho tiempo y estar enfrente a una cámara me parece muy divertido. Pero estaba nerviosa. Cómo explicarte… eran esos nervios de excitación y felicidad como los que sientes la noche de Navidad, no los podía contener.

El grupo creativo de producción con el que trabajamos me sorprendió desde la primera noche a nuestra llegada a la ciudad. Supe entonces que trabajar con ellos sería el boleto seguro del éxito. Y ni qué hablar de la gerente de proyecto asignada de General Mills encargada de supervisar todo y “cuidarnos”…cualquier estrella de Hollywood se hubiera deshecho de celos. Es que así me sentí—cuidada, mimada, apoyada y guiada…tal como si fuera una estrella de cine. No nos faltó nada…hasta esos “breaks” entre segmentos donde tomaron en cuenta que tuviéramos espacio y privacidad para cerrar los ojos y relajar el cuerpo por unos minutos. Y algo que realmente me tocó y reafirmó el profesionalismo y seriedad con que tomaban en cuenta cada detalle fue que cuidaran bien y estuvieran pendientes de mi dieta. Como todos saben no como carnes ni productos animales, y en el grupo era la única y cuando es así generalmente salgo a procurarme algo porque nunca hay nada para mi. Pero esta vez para mi sorpresa, uno de los almuerzos ¡fue todo vegano! Nadie se quejó, todos comieron, les encantó y obviamente no quedó nada.

Como persona creativa que soy, me encantó como se desarrolló todo, de una manera orgánica, libre y, valga la redundancia, muy creativa. Teníamos scripts pero más para usar como guía. Si nos salía el “spanglish”, que a mi me sale mucho, estaba todo bien y como nos decían, querían que fuera todo bien natural, como somos en vida real. Y lo reflejamos muy bien…hubo partes que las tengo muy grabadas…llenas de risas e historias…momentos de filmación donde la energía, la naturalidad y la conexión entre Melissa, Morena y yo era tan fuerte que ni necesitamos guía ni cortes. ¡Fue espectacular!

Y obviamente el maquillaje. Si bien no uso maquillaje en mi vida diaria, amé el cuidado al detalle puesto en el maquillaje. En especial porque reflejó mi personalidad—natural, fresca y libre.

Podría escribir páginas compartiendo esos momentos inolvidables de mi experiencia filmando Celebra Lo Rico pero si me preguntan un par más, diría que los breaks bailando salsa, y los “bloopers” inolvidables que al final de toda filmación son lo que agregan el detalle perfecto a una jornada única. Y tendría que agregar también esta oportunidad única de poder compartir con todos ustedes aquí esa experiencia inolvidable que fue hacer Celebra Lo Rico, y que una vez más ustedes están siendo parte de ella.

Me quedo corta con las palabras de agradecimiento para todos nuestros lectores y seguidores que conectan con nosotros a diario y le dan sentido a lo que hacemos; para General Mills y para el equipo fabuloso de producción por la idea genial de hacerlo posible. Ansío la llegada de la nueva temporada de filmación…dónde sea y cuándo sea ¡porque siempre hay mil y una razones para Celebrar Lo Rico!

popped Fernanda Beccaglia
Soy chef, escritora, editor y periodista. También soy gran fan de la fotografía narrativa y arte culinaria. Después de años de escribir y traducir, me gradué Summa Cum Laude del Instituto de Educación Culinaria en el 2003, en la ciudad de Nueva York. Siempre quise ser chef, y ya que tiendo a seguir mis pasiones, empecé a entrenar con los mejores chefs: Daniel Boulud, Jean Georges Vongerichten, y André Soltner, entre otros. Después de decir no a una oferta en Ducasse y Jean Georges, tomé un trabajo en Daniel Restaurant en Nueva York. Trabajé para el diario La Palma, la versión en español del The Palm Beach Post, como redactora, columnista y productora de la sección culinaria, tanto en versión impresa y la versión digital del periódico. Nací en Buenos Aires, Argentina, en una familia italiana. Mi madre era escritora, y crecí entre poemas y libros en italiano, francés, portugués y alemán.

Comentario