Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Mi Historia de Amor: Cada Día es San Valentín

Mi Historia de Amor: Cada Día es San Valentín

By Oriana Romero, February 04, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Después de 25 años de casados, muchas personas me preguntan cuál es el secreto para seguir juntos por tantos años. Parte de nuestra fórmula es que vivimos todos los días del año como si fuera el Día de San Valentín. Eso no necesariamente significa que nos hacemos regalos o preparamos comidas especiales todos los días; más bien se trata de los pequeños detalles.

Desde muy joven he escuchado que los pequeños detalles hacen grandes diferencias. Y para mí, en una relación de pareja, los detalles son muy importantes. Así que de vez en cuando, trato de ponerme en la piel de mi esposo para descubrir cuáles son esas pequeñas cosas que lo hacen feliz. Muchas veces son cosas tontas, como doblarle las medias en la forma que le gusta o comprar el champú con su aroma preferido. Son cosas muy fáciles de hacer para mí pero que a él lo hacen muy feliz.

Pero además de celebrar nuestro amor día a día, por supuesto que también nos encanta festejar el 14 de febrero. Para nosotros es una fecha un tanto comercial, ¿pero a quién no le gusta celebrar un día especial dedicado al amor?

Cuando se tienen niños pequeños, como es nuestro caso, la celebración de este día es un poco diferente. A veces no es fácil ir al cine o salir a comer a un restaurante. Eso implica buscar a alguien que te cuide a los niños y es ahí cuando se complica la cosa. Este año, que los niños están más grandecitos, planeo esconder regalitos en toda la casa y darle pistas para que los encuentren. Estoy segura que a los niños les va a encantar y es también una forma de involucrarlos a ellos en la celebración. Igualmente, se pueden planear actividades divertidas como esa para disfrutar en familia, y luego organizar una cena romántica solo para mamá y papá cuando los niños se vayan a dormir.

El hecho que no podamos salir no nos impedirá que pasemos un día especial. Por ejemplo, la solución que mi esposo y yo hemos encontrado, es alquilar una película y comer algo rico mientras la vemos. A él le gusta mucho preparar cócteles, así que esa parte de la celebración queda en sus manos. Yo me encargo de la comida porque realmente lo disfruto. Pero como no quiero pasar todo el día cocinando, busqué recetas ricas y fáciles de hacer. Una que me pareció muy romántica es el fondue de queso, que lo pienso servir con camarones, pan francés, manzanas y peras. Como postre, prepararé un delicioso pastel de chocolate en forma de corazón.

Para mantener viva la llama del amor, te recomiendo tener en cuenta los pequeños detalles para demostrarle a tu pareja cuánto le importas. Pero también déjate seducir por la magia del Día de San Valentín y ¡sorprende a tu pareja con un día lleno de amor y comida deliciosa!

Y tú, ¿cómo celebras el Día de San Valentín?

popped Oriana Romero
Fundadora de del blog bilingüe Mommyhood’s Diary, un sitio donde Oriana comparte sus tres grandes pasiones: Familia, Comida y Fotografía. Como buena latina la comida va mucho más allá de simplemente alimentar a su familia… La comida es un elemento esencial de su cultura, la cual presenta amor y tradición. Esta mujer Venezolana, madre de tres hijos, esposa y economista de profesional, cambio el análisis la resolución de problemas por ollas, sartenes y su cámara. Oriana siente una verdadera pasión por crear en la cocina platos que toda la familia pueda disfrutar, sin complicaciones y sin gastar una fortuna.

http://mommyhoodsdiary.com/

Comentario