Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Accion de gracias tamales

Tamales: Incorpora tu herencia a la cena de Thanksgiving

By Elvira de las Casas, November 13, 2015
  • Facebook
    22
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    69

  • Facebook
    22
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    69

Los tamales son uno de los platillos más asociados con las ocasiones festivas en todos los países latinoamericanos, pero especialmente en México, a cuyos pobladores indígenas se les atribuye la creación de esta delicia gastronómica.

Por lo general, los tamales consisten en una masa de maíz sazonada con chile y especias, rellena de carne, que se envuelve en las hojas de la mazorca, aunque en algunos países se utilizan también las hojas de plátano para ese fin. Su cocción es muy fácil: una vez que se preparan los envoltorios con las hojas del maíz, basta con ponerlos a hervir en agua con sal, hasta que estén listos para comer.

Lo complicado es la preparación de la masa. Pero también ahí está lo divertido de comer tamales, pues los días de fiesta, toda la familia puede participar en el proceso de desgranar y moler el maíz, sazonar la harina y ponerla por cucharadas en las hojas.

Cuando yo era niña, a mis primos, mis hermanas y a mí nos tocaba deshojar las mazorcas y estirar las hojas en las que se iba a envolver la masa. Y después que mi abuela hacía los envoltorios, la ayudábamos a atarlos con un cordel que ya teníamos cortado en tramos del mismo tamaño. Era muy divertido para nosotros, aunque supongo que no tanto para mi abuela y mi madre que tenían que rallar el maíz, un trabajo bastante fatigoso.

Por suerte para mí, vivo en el sur de la Florida, donde no es difícil encontrar sitios que vendan el maíz tierno ya molido y las hojas de las mazorcas para preparar los tamales.

A un tamal cubano que se respete, no le puede faltar la carne de cerdo, que es lo que le da su típico sabor. De modo que desde muy temprano se puede sentir el aroma de los chicharrones saliendo de mi cocina, mientras los miembros de mi familia comienzan a llegar.

En mi casa, celebramos el Día de Gracias o Thanksgiving con el tradicional pavo relleno, pero junto a los típicos acompañantes, como las batatas los malvaviscos y la ensalada de habichuelas, también servimos tamales cubanos, que le ponen un toque de sabor latino a esta celebración.

Te invito a hacer como nosotros y agregar tamales a tus cenas de los próximos días festivos, como una forma de celebrar tu herencia hispana.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario