Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Un plato de frijol negro

Qué Comer el Día de Año Nuevo

By Migdalis Pérez, December 29, 2014
  • Facebook
    44
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    44
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Entre todas las previsiones que tomamos para la temporada festiva, la referente al día de Año Nuevo deviene una de las más significativas. Es que no sólo se trata de recibir con beneplácito al año entrante, sino también de hacerlo siguiendo ciertas costumbres. Hoy me referiré a las tradiciones culinarias, esas que, aparte de contentarnos el paladar, están llamadas a atraer la bienaventuranza.

En mi caso particular, y ya que provengo de Cuba, la carne de cerdo es un alimento imprescindible para mi familia, tanto el 31 de diciembre como el primero de enero. Por lo general, siempre la comemos asada con su pellejito dorado y todo. Además de que es sabrosísima, esta carne está asociada con la abundancia (en épocas pasadas, no todo el mundo podía sacrificar un animal, por tanto, los cerdos se reservaban para ocasiones muy especiales, como la salida y entrada de año, precisamente).

Los frijoles negros son, igualmente, un must en el día de Año Nuevo. Aparte de que están vinculados con la buena fortuna, y de que forman parte del menú cotidiano de los cubanos, su exquisitez es innegable. En casa, la cena de Nochevieja siempre incluye congrí, y la primera del año, frijoles dormidos. Por lo general, mi mamá se encarga del primer platillo y yo preparo el segundo. Ya sabes, cuestiones de especialidad.

Abro un paréntesis ahora para indicar que esa costumbre podría variar un poco a partir de este año, pues mi suegra, que es de ascendencia española y acaba de mudarse a Miami, está empeñada en comenzar el año con “unas buenas lentejas”. Según ella, eso garantizará que no nos falte el dinero en los próximos doce meses. Yo, por si las dudas, comeré un poquito, aunque no son de mi preferencia.

Volviendo a las tradiciones culinarias de Año Nuevo, otra delicia que no puede faltar en nuestra mesa son los tostones. Ya que a todos nos encanta el plátano, siempre disfrutamos de este platillo, no solo por estar muy pegado a nuestras raíces, sino también porque combina a la perfección con la carne de cerdo asada. ¡Realmente, delicioso!

En cuanto a los postres, servimos flan de leche y buñuelos, y entre las bebidas, sangría, crema de vie y cerveza. Aunque todas estas ideas pueden pasar de nuestra mesa a la tuya, ¿qué tal si nos cuentas sobre tus propias costumbres culinarias? Seguro alguna nos conquista.

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario