Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
tres niños comiendo

Los Tres Reyes Magos y sus Ricas Meriendas para tus Hijos

By Migdalis Pérez, December 31, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La historia de los tres Reyes Magos está especialmente ligada a los recuerdos de cualquier latino. ¿Verdad que todos crecimos esperando por nuestros regalos cada 6 de enero? En mi caso particular, ese era el día más feliz de todo el año: la emoción por descubrir qué me habían dejado Gaspar, Melchor y Baltasar, era realmente insuperable.

Recuerdo que, durante toda esa jornada, no había quién me separara de mis obsequios ni por un segundo. Y era tanta mi contentura que, a veces, hasta me negaba a comer. ¿Te ha pasado lo mismo con tus hijos? Mira cómo lo resolvió mi madre. Según ella, sus majestades no solo agasajaban a los niños con juguetes, sino que también les traían ricas meriendas para que ninguno dejara de alimentarse en el día de Reyes.

Así las cosas, cada año esta servidora degustaba bocadillos, dulces y bebidas “elaborados en el Oriente” y, como es lógico, “con un toque real”. Recuerdo que entre los más habituales estaban:

  • Tostadas con aceite, sal y ajo porro bien picadito. 
  • Pan con bistec (hecho de vuelta y vuelta). 
  • Bocadillo de jamón y queso. 
  • Mariquitas de plátano con huevo frito. 
  • Flan de leche condensada. 
  • Bananina (“fuingue”, al decir de mis coterráneos). 
  • Boniatillo con coco. 
  • Chocolate bien espeso. 
  • Y ponche de huevo (obviamente, sin alcohol).

Cómo poner en práctica esta idea con tus niños

Ya que esta iniciativa funcionó conmigo (y con todos mis hermanos), tú también podrías hacer lo mismo con tus hijos–claro, preparándoles sus platillos favoritos, tanto dulces como salados. He aquí algunas ideas que podrías considerar:

  • Cupcakes de varios sabores. 
  • Bizcocho con marshmallows
  • Natilla de turrón. 
  • Piruletas de chocolate
  • Leche merengada. 
  • Sándwich de pollo, atún o jamón. 
  • Molletes rellenos con huevo y bacón. 
  • Pasta frita con queso parmesano. 
  • Frituras al horno
  • Potato tots a lo latino, etc.

Obviamente, el quid de la cuestión radica en convencer a los peques de que estos platillos son una cortesía de los tres Reyes Magos. Si lo consigues, como hizo mi mamá en su momento, ninguno dejará de comer estas delicias “reales” por más normales que sean en realidad. ¿Probarás el truco, a ver si funciona? Hazlo, y ya nos contarás.

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario