Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Niños disfrazados

Halloween Seguro: Tips para Asegurarte de que los Dulces Estén Buenos

By Karina Jurgensmeyer, October 29, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Lo que más concentra mi atención cuando se acerca Halloween es el tema de los disfraces. Planear de qué nos disfrazaremos mi hijo, mi marido y yo suele ocupar varias de mis horas de octubre. Sin embargo, soy consciente de que no debería ser esto lo que más preocupe. ¡Con tantas cosas que se escuchan sobre Halloween! Así que como quiero disfrutar de un Halloween seguro, hay ciertas normas que sigo para procurarlo. Te cuento cuáles son.

Para empezar, obviamente acompaño a mi pequeño de casa en casa y vamos en grupos grandes de por lo menos 10 personas. Si bien siempre celebramos en un barrio cerrado donde no hay mucho tráfico, los niños no están autorizados a jugar en la calle ni a cruzarla solos y jamás están libres de la vigilancia de un adulto.

Con respecto a los dulces, nunca supe de un caso puntual de intoxicación pero no quiero arriesgarme a ser “ese caso puntual” y, además, hay otros peligros cómo por ejemplo las alergias. Para evitar todo riesgo, yo siempre:

  1. Chequeo todos los dulces y si hay alguno abierto o sin envoltura, va a la basura.
  2. Leo las etiquetas. En mi caso es principalmente para chequear fechas vencimiento, porque mi hijo no es alérgico a nada. Hay chicos que por ejemplo no pueden comer maní; por eso es importante conocer los ingredientes del dulce.
  3. Verifico tamaño y dureza. Si el caramelo es del tamaño de una uva y duro, pasa a la categoría de “peligroso” porque los más pequeños se pueden ahogar.
  4. Si recibe de gente extraña un bocadillo casero, con mucha pena superpongo mi desconfianza y no se lo dejo probar.
  5. Cuido el consumo de azúcar. Gracias a Dios mi hijo es un niño sano, pero aun así regulo la cantidad de dulces que come. Los vamos distribuyendo a lo largo de la semana y algunos hasta se los permuto por un juguete. Este control debe ser mucho más estricto si tu niño tiene algún tipo de diabetes.

Sin duda ésta es una de las festividades más divertidas de Estados Unidos, pero como toda mamá, siempre debemos tener cuidado.

popped Karina Jurgensmeyer
Siempre me he sentido un poco cosmopolita. Nací en Venezuela, pero me crie en Argentina, y ahora vivo con mi familia en los Estados Unidos. Mi familia es multilingüe y una mezcla importante de las culturas ya que mis abuelos son de España y Alemania. Debido a esto, he experimentado muchos tipos de cocina. Siento una gran pasión por la comida y amor por el periodismo que simplemente corre por mis venas. Qué Rica Vida combina dos pasiones que me describen: la cultura latina y la palabra escrita. Por favor, comparte conmigo.

Comentario