Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Familia brindando en una cena navideña

Las Fiestas Traen a Parientes Lejanos y Otras Sorpresas

By Migdalis Pérez, December 26, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Usualmente, con la llegada de las fiestas también llegan ciertas sorpresas. En nuestro caso, se trata de familiares que vienen a visitarnos a propósito de la temporada festiva (ya sabes que no hay mayor alegría que la de compartir con la familia en fechas tan señaladas). Pues bien, el año pasado, por ejemplo, recibimos a unos parientes que viven en Perú. La verdad, fue un reencuentro maravilloso, pues hacía unos cuantos años que no nos veíamos.

Ellos, tan amables como siempre, vinieron cargados de regalos, pero también de muchas ideas para los festejos que se avecinaban. De hecho, hasta trajeron unas cuantas delicias culinarias de su país. Aquí entre nos, eso fue lo que más apreciamos, no porque seamos muy glotones ni nada de eso, sino porque la gastronomía peruana es una de las mejores del mundo. En fin, que la mesa contó siempre con recetas cubanas y de la nación sudamericana casi a partes iguales.

Mi esposo y yo, que afortunadamente ya conocemos Perú, volvimos a disfrutar de ciertos platillos que nos hicieron recordar aquel viaje de 2007: arroz chaufa, chicharrones de chancho, pollo a la brasa… Pero, y he aquí la novedad, también degustamos otro que nos sorprendió bastante. Resulta que nuestros invitados nos enseñaron a comer olluquito con charqui. No, no estoy hablando en chino. Ya me explico.

Según nos contaron, el olluco es un tipo de papa originaria de los Andes y el charqui, carne seca de llama (confieso que jamás de los jamases habría imaginado que un día comeríamos algo así, pero sucedió). Aunque quisimos ayudar, ellos lo prepararon todo: hicieron un sofrito con especias peruanas, añadieron la carne deshilachada; luego, las papas previamente cortadas en juliana y, al final, un poco de caldo. ¿El resultado? Un guiso parecido a nuestra carne con papa.

Como podrás imaginar, al principio casi no nos atrevíamos a servirnos, sin embargo, a medida que le fuimos cogiendo el gusto (palabras textuales de mi madre), nos fuimos percatando de la exquisitez de esta receta, que usualmente se acompaña con arroz. Así transcurrieron las fiestas pasadas. Para las próximas, aún no tenemos planes concretos, pero sí deseamos que sorpresas tan lindas como esa pasen de nuestra mesa a la tuya. ¿Verdad que todo es posible?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario