Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Galletas y leche

Galletas de Jengibre y Avena Para Toda la Familia

By Elvira de las Casas, December 22, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Las galletas de jengibre y avena son una golosina propia de las fiestas decembrinas, y un motivo poderoso para que mi familia espere con ansias el comienzo de la Navidad.

Aprendí a prepararlas hace muchos años, cuando mi hijo era pequeño y llevábamos poco tiempo en Estados Unidos. Todavía guardaba en la memoria las navidades de mi niñez en Cuba, cuando mi abuela preparaba buñuelos de yuca y el olor del cerdo en el horno mantenía a los niños de la familia rondando la cocina todo el día hasta la hora de cenar.

Pero cómo bien dice el refrán, “en el país al que fueres, haz lo que vieres”; cuando vine a darme cuenta, ya había adoptado muchas de las costumbres de aquí, aunque sigo prefiriendo una frita cubana a una hamburguesa estadounidense.

La primera vez que hornee estas galletas de jengibre y avena, lo hice siguiendo una receta que me dio una amiga y que llevaba azúcar, jengibre en polvo, harina de trigo, vainilla, canela, bicarbonato de sodio o polvo de hornear, mantequilla y clara de huevo.

Con el tiempo me he atrevido a variar la receta, añadiendo uvas pasas y nuez moscada, y lo que hago es hornear varias tandas, para tener siempre una buena cantidad guardada en un frasco de cristal con tapa de rosca. Es una buena idea hacer esto, sobre todo cuando hay niños en casa, porque pueden llevarlas a la escuela para la merienda.

Si quieres hacer tus propias galletas, sigue estos tips: no mezcles demasiado los ingredientes secos con los líquidos, para que no queden duras; mezcla primero los ingredientes secos para que el bicarbonato o el polvo de hornear se distribuya uniformemente y las galletas no queden con agujeros; si quieres obtener galletas más gruesas y suaves, prefiere el azúcar gruesa a la fina; suaviza la mantequilla antes de usarla, sacándola de la nevera un rato antes de preparar la receta; y, al momento de hornear, coloca las galletas en una bandeja engrasada a temperatura ambiente–si las colocas en una bandeja caliente, la masa comenzará a derretirse antes de tiempo.

Por último, no seas impaciente y espera a que se enfríen después de sacarlas del horno para pasarlas a un recipiente, de lo contrario corres el riesgo de que se rompan. ¿Te animas a hacer tus propias galletas? ¡No dejes de contarnos qué le parecieron a tu familia!

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario