Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Mujer con una manzana y gorra de Santa Claus

Mis Trucos para una Celebración sin Sentimientos de Culpa

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Uno de los mayores placeres de la temporada de fiestas Navideñas es la deliciosa comida. Sin Embargo, ¿sabías que una persona promedio típicamente gana una o dos libras para el Año Nuevo? Esto no parece mucho, pero la mayoría de las personas nunca pierden las libras que ganan durante las fiestas, por lo que su peso aumenta año tras año.

Para ayudarme y evitar subir de peso durante esta época festiva yo sigo algunos trucos y pasos antiguos que me permiten disfrutar de las delicias de la temporada:

Desayuna El desayuno es la comida más importante del día. Ya sea un licuado de piñas y semillas de chía, un ‘parfait’ de yogurt con capas de fruta, unos huevos revueltos, o un bol de cereal de trigo entero, ésta es la mejor manera de comenzar tu día.

Respeta todas las comidas del día y así evitarás estar muy hambriento para la cena.

Toma tiempo durante cada comida. Coloca tu tenedor en la mesa entra cada bocado, come porciones pequeñas y toma mucha agua para ayudarte a comer despacio y no excederte. El estómago tarda alrededor de 20 minutos en recibir la señal del cerebro de que está satisfecho; así es que no te apures.

Engaña el paladar con el clásico truco de la abuela; chupa una tira de licorice, (regaliz) para combatir los antojos por lo dulce.

Camina: Aprovecha todos los viajes que realizas a las tiendas para las compras de regalos y preparativos y hazlos caminando. ¿La tienda te queda a 10 cuadras? ¡Camina! Usa las escaleras en lugar del ascensor, baja del autobús unas cuadras antes, busca alternativas y trata de realizar lo más que puedas caminando.

Diviértete: Aprovecha los días libres para pasar más tiempo con tus niños y realizar actividades físicas juntos, como jugar algún deporte con los juegos de video; salir a caminar, jugar en la nieve o bailar con la hermosa música de la temporada.

No dejes de lado tu rutina de ejercicios: Si durante todo el año acostumbras a ir al gimnasio, nadar o practicas cualquier actividad física, éste es el momento menos indicado para dejar de hacerlo. El dinero que gastamos en estas actividades no es un desperdicio es una inversión en el cuidado de nuestra salud, y sin ella ¿qué nos queda?

El secreto reside en la moderación y el equilibrio: Come y bebe a gusto pero sin excesos, sin exagerar. Durante esta temporada podemos cuidar más lo que ingerimos en las comidas diarias, para luego poder disfrutar sin culpas durante las fiestas.

Comienza con un plato inteligente y balanceado: Empieza con una porción generosa de ensalada, vegetales o fruta (o una mezcla de todos ellos) en la mitad del plato. En una cuarta parte del espacio restante añade una porción de granos enteros, como arroz moreno o pasta de trigo entero; en la otra parte incluye una porción de carnes magras. También, incluye lácteos bajos en grasa en tus comidas, como un vaso de leche descremada o un yogurt bajo en grasa.

Las celebraciones con sentimientos de culpa no pueden disfrutarse; por eso, incorpora estos sencillos pero muy prácticos consejos a tu rutina y disfruta de la temporada a plenitud, como lo hago yo. ¡Tú te lo mereces!

¡Felicidades!

Comentario