Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
Mujer con un té

El Día Después de la Fiesta

By Katia Ramírez Blankley, December 27, 2012
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La fiesta estuvo muy divertida, la música maravillosa y la comida espectacular… Pero hoy me siento fatal; me duele la barriga y la cabeza me va a explotar. ¿Te ha pasado esto el día después de una fiesta?

Durante las celebraciones de fin de año suele suceder. Por lo general comemos tarde y con el pretexto de que es Navidad, no medimos las porciones, ni la mezcla de alimentos que ingerimos. Además, añadimos una copita de vino o un coctelito para brindar, y entre plática y plática, viene una copa, otra y se alarga la charla.

¿Qué podemos comer el día después de una fiesta? Para mi abuela el caldo de pollo o el pozol (pozole en México) era el mejor remedio para una noche de excesos. Decía que el caldo caliente entonaba el estómago y quitaba todos los malestares.

En México, los caldos calientes, se cree, que son el mejor remedio casero para el exceso de comidas o bebidas alcohólicas. Algunos de los más populares son el ‘Menudo’ y el ‘Caldo Siete Mares’, ambos con bastante chile.

Una recomendación importante es preparar los caldos o sopas con carnes bajas en grasa y cuidar el consumo de sodio. Cuando se come o se bebe en exceso, la meta más importante del día siguiente es eliminar todas esas toxinas que ingerimos y las frutas pueden ser de gran ayuda, así es que puedes prepararte un licuado de frutas como papaya, sandía, piña, mandarinas y guayabas, entre otras.

El agua es el mejor purificador que existe, por lo cual, toma toda el agua que puedas para mantenerte hidratada y que no te duela la cabeza. También puedes tomar tés como el de manzanilla, jengibre, menta y canela.

Si los malestares te duran más de un día o se complican con vómito, diarrea o fiebre, lo más recomendable es que vayas al médico, porque puede tratarse de otra condición más seria.

Disfruta de las fiestas, si bebes, hazlo con responsabilidad. Si tienes ganas de “ponerte alegre” no manejes y asigna de antemano a alguien que lo haga por ti.

popped Katia Ramírez Blankley
Nací en San José, Costa Rica, y cuando era niña era la fiel compañera de mi abuela en la cocina. Para mí, la comida no es solo satisfaciente. Nuestros platos tradicionales, nuestros dulces y recetas de nuestras abuelas son una parte de nosotros, y cuando emigraos, estos son los lazos que nos mantienen conectados a nuestros países. Me encanta crear nuevas recetas, así como rescatar recetas tradicionales que han sido olvidadas. He estudiado nutrición, periodismo y tengo un título en artes culinarias. Trabajo como editora de la alimentación y estilo de vida, y como escritora para periódicos y revistas en los EE.UU. por más de 25 años. Vivo en Los Ángeles con mi esposo, tres hijos y tres nietos.

Comentario